Visitas: 76Sabado 07 de Marzo de 2020

Las 10 prioridades para San Gil en los próximos cuatro años.


Por Lorenzo Lizarazo Duarte
Director de Ecolecuá

El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, preside este sábado en San Gil el taller para la concertación del Plan de Desarrollo del Departamento 2020-2023.

Este encuentro debió aplazarlo en varias oportunidades, entre otras razones por el tercer colapso de la troncal central en menos de 24 años.

Estas son las que, a mi juicio, deben ser las prioridades tanto para la Gobernación de Santander como para la Alcaldía de San Gil en el cuatrienio cuyo partidor se abrió hace dos meses:

1. Concretar la concesión 4G Barbosa - Bucaramanga. Un esfuerzo que debe ser acompañado por la bancada parlamentaria regional y el sector privado liderado por el Comité de Gremios de Santander y la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

Este proyecto se frustró en el gobierno de Juan Manuel Santos al no lograrse el cierre financiero y por eso aún está en etapa de prefactibilidad.

En 2018, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) anunció que la inversión requerida (a precios de ese año) era de 830 mil millones de pesos desde sus estudios y diseños, pasando por la gestión predial, social y ambiental, hasta su operación y mantenimiento.

2. Terminar la pavimentación de la vía San Gil - Charalá - Duitama.

El rezago vial de Santander, puesto en evidencia una vez más por los daños causados por la avenida torrencial del 25 de febrero pasado, urge de acciones inmediatas de todos los actores políticos y privados para que la región disponga de una malla vial que pueda atender cualquier contingencia que se presente en una de sus arterias terrestres.

Por eso, es necesario gestionar la inversión pronta de los 500 mil millones de pesos prometidos por el presidente Ivan Duque, en el Pacto Bicentenario, para terminar dicha pavimentación.

3. Terminar la pavimentación de la vía San Gil - Mogotes - Santa Rosita, otro corredor de conexión con Boyacá y que solo tiene en asfalto sus primeros 34,7 kilómetros de un total de 108,7 kilómetros. 

4. Terminar construcción del Hospital de San Gil, obra cuya inversión de $25 mil millones ha dejado muchas dudas porque se esfumaron los recursos sin que haya tenido avance alguno. El exgobernador Dídier Tavera Amad y su contralor de bolsillo Diego Frank Ariza le deben explicaciones a los santandereanos.

5. Construir o adquirir una sede propia para la seccional de las Unidades Tecnológicas de Santander (UTS), detener así la amenaza de cierre y abrir la oferta de más carreras tecnológicas.

6. Reabrir el Hotel Bella Isla o entregarlo a las Unidades Tecnológicas de Santander.

7. Acelerar la construcción de la variante, en la que se invierten $173 mil millones bajo la ejecución de la firma Concay. Según el alcalde Hermes Ortiz, el próximo lunes 16 de marzo se inicia su construcción pero con un faltante de $16 mil millones que fueron invertidos en la gestión predial de manera adicional.

8. Construir un intercambiador vial en el cruce del puente Rojas Pinilla y la vía a Charalá, obra prometida en campaña por el Mandatario Local y que es necesaria porque allí se forma un cuello de botella que paraliza la movilidad vehicular en la troncal central.

9. Construir un centro de convenciones porque San Gil ha dejado de ser sede de congresos porque no tiene un escenario idóneo pese a ser la Capital Turística de Santander.

10. Descontaminar el río Fonce, eje del turismo de aventura de la provincia Guanentina, con la construcción de más colectores de aguas residuales y de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) si la aceleración de la corriente no es suficiente para el proceso de descontaminación.

Foto: Suministrada / Ecolecuá