Visitas: 98Viernes 10 de Enero de 2020

No solo arquitectura colonial tiene para mostrar Barichara: esconde un pequeño bosque representativo de la biodiversidad de Santander.

Es el Bioparque Móncora, de la Asociación Aquileo Parra, que se extiende en seis hectáreas que aloja 120 especies forestales dentro del casco urbano del municipio.

Tiene el apoyo de Electrificadora de Santander S.A. (ESSA) que recupera la calidad del suelo con fertilizantes, el macaneo y la recolección de las esquivas aguas lluvias para riego.

El jardinero del bioparque, Jesús Barragán Pineda, dijo a Ecolecuá que este es un proyecto sin ánimo de lucro que inició hace cerca de 10 años.

Inicialmente había un pequeño bosque nativo de gallineros, caracolíes, naunos y orejos, pero la Asociación Aquileo Parra ha ido sembrando más especies autóctonas y el inventario ya llega a 6.500 árboles.

Entre los plantados hay cucharos, almendros, azucenos, mangos, calapos, yarumos, anacos, leucaenas, guamos, cañafístulos, ceibas, patevacas, gualandayes, páises, balsos negros, guayabos cimarrones, guayacanes y cedros.

También hay una gran variedad de cactus característicos de esta zona de la provincia de Guanentá y del bosque seco tropical del Cañón del Chicamocha.

El Bioparque Móncora, cuyo acceso es gratuito, es más visitado por turistas extranjeros que nacionales, "especialmente por alemanes, estadounidenses y holandeses", destacó Barragán Pineda.

Y es que Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo y cuenta con cerca de 45.000 especies de plantas que equivale al 10 ó 20% de especies del planeta.

Esta reserva natural de la sociedad civil está ubicada al norte de la cabecera municipal de Barichara, al lado de la planta de tratamiento del acueducto urbano.

Fotos: Lorenzo Lizarazo Duarte / Ecolecuá