Visitas: 18Lunes 25 de Noviembre de 2019

Denuncian caída de un gigantesco árbol por obras en los cerros orientales de Bucaramanga.

Un caracolí, que tendría unos 60 años de edad, colapsó debido a la intervención que adelanta la Alcaldía, aseguró el fotografo documentalista Mauricio Olaya.

El Municipio inició el 30 de agosto pasado la construcción del Parque Metropolitano Bosque de los Caminantes, que conecta a los barrios Morrorico y Cabecera del Llano.

Para hacerlo, firmó dos contratos por 10.509 millones de pesos con los que se intervendrían 9.400 metros cuadrados en nivelación y estabilización de senderos peatonales, escaleras, pasamanos, miradores, bancas, áreas de descanso y alumbrado público.

Además, señalización en madera y canalización de aguas lluvias y de escorrentía con cunetas de cemento.

El director de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), Martín Camilo Carvajal, ha advertido que el proyecto no cuenta con licencia ambiental.

Aclaró que inicialmente el Municipio solicitó un cambio en la zonificación de 6 hectáreas de los cerros orientales pero solo fue aprobado para 1 sola hectárea.

De 18 miradores propuestos, la Cdmb permitió únicamente 8.

El alcalde designado de Bucaramanga, Manuel Francisco Azuero, aclaró en Vanguardia que no habían radicado la solicitud de licencia ambiental "porque estamos esperando que la Corporación conteste unas inquietudes que tenemos sobre el mantenimiento de los senderos”.

Agregó que no se talaría un solo árbol porque la autoridad ambiental no autorizó la construcción de unos juegos infantiles y gimnasios que estaban previstos.

Fotos: César Mauricio Olaya Corzo / Ecolecuá