Visitas: 248Jueves 01 de Agosto de 2019

El jaguar, el puma, la danta y otros 34 mamíferos tendrán un corredor biológico protegido de 228 mil hectáreas en la Orinoquia colombiana.

La conservación de este ecosistema es un compromiso que asumieron instituciones, empresas, universidades y propietarios de predios de la cuenca del Sitio Ramsar del río Bita.

El anuncio lo hizo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, al señalar esta experiencia como un ejemplo por la vinculación de estos actores.

Informó que este esfuerzo conjunto ha permitido que en los últimos 21 años haya sido convertido el río Bita en uno de los ecosistemas acuáticos más conservados y mejor estudiados del país.

Según el Ministerio de Ambiente, en esta cuenca habitan entre 600 y 700 individuos de danta (Tapirus terrestris), cerca de 70 jaguares (Panthera onca) y unos 120 pumas (Puma concolor).

El director de la Fundación Omacha, Fernando Trujillo, informó que Bita Corredor para la Vida espera incluir la conservación de otras especies como pavones, rayas, nutrias, tortugas y delfines.

Confió que esta experiencia se pueda replicar a otras regiones del país.

El Magdalena Medio santandereano forma parte del corredor biológico del jaguar pero solo está protegida el área del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) aunque no ha habido convenios ni concertaciones con empresas ni la comunidad para proteger este felino, pese a que se han presentado varios incidentes de depredación de animales domésticos.

La construcción y consolidación del corredor biológico en la Orinoquía que conectará la cuenca alta y media del río Bita es posible con la participación de las empresas forestadoras, propietarios locales del grupo Witzara, y de los ejecutores del Acuerdo para la Conservación de Bosques Tropicales (TFCA) como la Fundación Omacha, Ecolmod, Resnatur, Fundación Orinoquía, el Grupo de Especialistas de Tapires de la IUCN y Project Design Developers – Folgers Inc.

En el marco del Día Nacional de la Vida Silvestre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Fundación Omacha, el sector forestal y propietarios ganaderos que conforman el corredor biológico en el Sitio Ramsar del río Bita firmaron un convenio para el desarrollo y promoción de prácticas agropecuarias sostenibles y de producción ganadera, forestal maderera o frutal responsable.

Además, se comprometieron al suministro de información disponible para los monitoreos biológicos y el reporte de los eventos de depredación del ganado doméstico ocurridos en sus predios y los de caza furtiva de animales silvestres.

También se planteó la promoción de campañas regionales a favor del manejo sostenible de las especies priorizadas para evitar la caza furtiva, la comercialización de especies de fauna silvestre en condición de amenaza y la destrucción y comercialización de los recursos forestales.

Entre 2015 y 2017 se adelantaron acciones de conservación lideradas por la Fundación Orinoquía Biodiversa (FOB) y la participación de Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Yoluka y la Corporación Ambiental La Pedregosa y se adelantó primera fase del Proyecto Vida Silvestre para proteger y mejorar el hábitat de la danta.

Permitió el mantenimiento y restauración de las poblaciones de moriche (Mauritia flexuosa) y de congrio (Acosmium nit ens) que hacen parte de las coberturas vegetales donde habita la danta.

Con propietarios privados, se hicieron actividades de restauración de áreas degradadas, protección de bosques de galería y morichales y apoyo técnico para mejorar las prácticas productivas.

Fotos: Federico Mosquera - Fundación Omacha