Visitas: 808Jueves 24 de Enero de 2019

80 venezolanos indocumentados han sido deportados en San Gil, Santander, en las últimas horas.

Las autoridades han hecho dos operativos de registro de extranjeros y expulsión a su país de origen transportándolos en dos buses.

El secretario de Gobierno del Municipio, Javier Quiroz Díaz, informó a Ecolecuá que este miércoles en la noche fue despachado el bus de la Administración Municipal con 28 personas y al mediodía de este jueves un bus particular con 52 migrantes.

De ellos, 55 son hombres y 25 son mujeres.

Han participado Migración Colombia, la Policía Nacional, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía y la Gobernación de Santander.

Esta es la consecuencia de los asesinatos de tres finqueros, ocurridos en San Gil el 29 de diciembre pasado y en Ocamonte el 19 de enero último, y el asalto al conductor de una buseta urbana y a una motociclista este mismo miércoles en la capital guanentina, delitos atribuidos a venezolanos.

Un Consejo Extraordinario de Seguridad convocado por el alcalde de San Gil, Ariel Fernando Rojas, acordó este 23 de enero hacer operativos permanentes de control migratorio en este municipio y expulsión de los indocumentados o de quienes no tengan pasaporte al día o Permiso Especial de Permanencia (PEP).

Migración Colombia anunció que antes de un mes abrirá una oficina en la capital guanentina.

El año pasado, esa entidad y la Alcaldía de San Gil hicieron tres operativos de retorno voluntario de cerca de 90 venezolanos.

Foto: Alcaldía de San Gil / Ecolecuá