Visitas: 406Lunes 01 de Octubre de 2018

¿Quién responde por las fallas de la vía sustitutiva Bucaramanga - Barrancabermeja?

Una vez más, los coluviones provocaron el cierre del tránsito vehicular durante el último fin de semana.

Durante cerca de 15 horas estuvo interrumpido el paso en el kilómetro 30 más 200 entre las 7:00 de la noche del viernes y las 10:00 de la mañana del sábado pasado.

Un derrumbe de rocas en el en el sector de Mata de Cacao que según la Concesión Ruta del Cacao no pudo atender de inmediato la emergencia debido a las lluvias que cayeron después de este derrumbe.

Los vehículos que requerían movilizarse por allí debieron desviar por San Alberto.

En un comunicado, la firma concesionaria advirtió que la habilitación del corredor está sujeto a las condiciones del clima y comportamiento del talud que presentó el derrumbe.

Este no fue un imprevisto: la terquedad de Isagen en hacer el trazado de la vía sustitutiva Bucaramanga – Barrancabermeja por la zona de coluviones es la causa de esta irregularidad en la movilidad vehicular, advertida desde 2014 por la Sociedad Santandereana de Ingenieros y los gremios de Santander.

La Concesión Ruta del Cacao fue insistente en sus mensajes el fin de semana pasado en señalar que la afectación se presentó en el sector de coluviones salvando así su responsabilidad ya que le corresponde a Isagen solucionar en forma definitiva la inestabilidad que allí se presenta.

Las obras de mantenimiento estaban incluidas en el acta de entrega de la vía sustitutiva suscrita entre Isagen y el Invías en 2015 pero la empresa de energía, que fue privatizada por el presidente Juan Manuel Santos, ha reiterado que no responderá por los daños que causen los coluviones.

En abril pasado, el Instituto Nacional de Vías inició un proceso sancionatorio en contra de Isagen ante su negativa a darle cumplimiento a los compromisos contemplados en la entrega de la vía sustitutiva que construyó para remplazar el tramo antiguo que fue inundado con la construcción de la Central Hidroeléctrica del Río Sogamoso.

Como lo habían advertido los expertos, los coluviones siguen activos y a mediados de diciembre pasado motivaron un cierre total del tránsito vehicular que duró cerca de dos semanas y el posterior paso restringido que duró varios meses y solo permitido para vehículos livianos.

Foto: Concesión Ruta del Cacao / Ecolecuá