Visitas: 176Viernes 31 de Diciembre de 2021

Médico asegura que sufre daño neurológico por aplicación de la tercera dosis de Moderna contra el covid-19 en Bucaramanga.

Sergio David Rico Medina, de 31 años, dijo a Ecolecuá que estuvo hospitalizado entre el 14 y el 21 de diciembre al sentir los síntomas de una "lesión desmielinizante en tallo cerebral".
La desmielinización es un daño de la capa de mielina de las fibras nerviosas que se encuentran en el cerebro y la médula espinal.
"Se me empezó a dormir una parte de la cara hasta que tuve media cara dormida. Después tuve dificultad para pasar la comida. Me atoré el domingo (12 de diciembre), el lunes (13) me hicieron una resonancia y el martes (14) un médico me ordenó hospitalización", afirmó.
Sostuvo que aún está convaleciente porque "no puedo caminar bien ya que la lesión me compromete una parte del cerebro y el cerebelo, tengo mareo e inestabilidad. Aún tengo dormida, levemente, una parte de la cara; siento un pito permanente en el oído derecho; no puedo manejar y no podré hacerlo por un par de meses... ninguna actividad que tenga que ver con equilibrio" (sic.).
Señaló que esta es la consecuencia de una errónea formulación del refuerzo de Moderna en Colombia, por parte del Ministerio de Salud, ya que este laboratorio había recomendado que fuera de 50 microgramos, es decir, la mitad de lo que contiene la primera y la segunda dosis.
En efecto, un artículo publicado por France 24 el 15 de octubre de 2021 titulado "EE.UU.: La FDA recomienda dosis de refuerzo de Moderna para adultos mayores y personas en riesgo", dice en uno de sus apartes: "Este refuerzo de 50 microgramos, la mitad de la dosis, se aplicaría después de los seis meses de la segunda inyección de la vacuna Moderna".
El médico Rico Medina indicó que "tanto el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) como la FDA (Foods and Drugs Administration) en Estados Unidos y hasta el mismo laboratorio Moderna anunciaron que la tercera dosis de refuerzo debe ser de la mitad de las dosis anteriores, es decir, 50 microgramos (0,25 ml). Y aunque otros países del mundo, principalmente europeos, han acatado la medida, aquí la directriz parece ser letra muerta dado que la indicación del Ministerio de Salud es administrar los mismos 100 microgramos (0,50 ml) del esquema inicial".
El profesional, natural de Toledo (Norte de Santander), egresado de la Universidad Autónomade Bucaramanga (Unab) y vinculado laboralmente con el Instituto Clínico de Salud, aclaró que "como médico y como persona soy un convencido y entusiasta promotor de la vacunación" pero que "las grandes bondades de un logro de la ciencia como la vacunación no significa que esta sea perfecta o que dentro de la complejidad que conlleva una campaña masiva y urgente, como la que vivimos justo ahora, no se cometan errores, algunos de los cuales pueden ser muy graves".
Su decisión de hacer público su caso se dio luego de haber hecho las denuncias respectivas ante las secretarías de Salud de Floridablanca, Bucaramanga y Santander y ante la Superintendencia Nacional de Salud sin que haya tenido respuesta de ninguna de estas entidades.
Inicialmente, acudió ante la Secretaría de Salud de Floridablanca el 21 de diciembre porque durante sus siete días de hospitalización estuvo en la Clínica Foscal Internacional de ese municipio.
Luego, ante la Secretaría de Salud de Bucaramanga porque fue en la capital santandereana donde le aplicaron la tercera dosis de Moderna el 24 de noviembre pasado. Y ante la Secretaría de Salud de Santander y la Supersalud en espera de una atención de su denuncia.
¿Por qué decidió aplicarse el refuerzo con ese laboratorio? El médico Rico Medina respondió que había recibido la primera y segunda dosis de Pfizer pero al cumplirse el ciclo para la tercera dosis solo había disponibles vacunas de Moderna y AstraZeneca y optó por la primera de ellas.
En efecto, solo hasta este miércoles 29 de diciembre empezó a ofrecerse en Bucaramanga el refuerzo de Pfizer, según la información que entregó la Alcaldía.
No sería el primer caso
La desmielinización del Sistema Nervioso Central después de la vacunación contra el covid-19, como se conoce la lesión neurológica que le fue diagnosticada al médico Rico Medina, no es el primer caso reportado en el mundo.
Este profesional compartió un artículo escrito por Ismail Ibrahim Ismail y Sara Salama para el "Journal of Neuroimmulogy" de Elsevier, la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo, recibido el 10 de septiembre de 2021 y aceptado el 4 de noviembre pasado, en el que los autores informan que a propósito de los casos notificados de desmielinización del SNC en asociación con vacunación covid-19:
"Se identificaron un total de 32 casos, con predominio del sexo femenino (68,8%) y una mediana de edad de 44 años.
Se notificaron once casos después de la vacuna Pfizer, 8 después de la vacuna AstraZeneca, 6 después de Moderna, 5
después de las vacunas Sinovac / Sinopharm, y una después de cada una de las vacunas Sputnik y Johnson & Johnson".
Según la Universidad Johns Hopkins, en el mundo han sido puestas, a la fecha, 9.140 millones 497.032 vacunas y 3.812 millones 71.800 personas ya tienen el esquema completo.
Eso quiere decir que los 32 casos señalados de desmielinización equivalen al 0,00000035% del total de vacunas aplicadas hasta ahora en el mundo.
¿Qué dice la OMS?
En su portal web, la Organización Mundial de la Salud publicó el 2 de septiembre de 2021 lo siguiente sobre la seguridad y eficacia de la vacuna de Moderna contra el covid-19:
"El 30 de abril, la OMS incluyó la vacuna de Moderna en la lista de uso en emergencias. La inclusión de una vacuna contra la covid-19 en esa lista, que se decide tras evaluar su calidad, su seguridad y su eficacia, es indispensable para suministrarla a través del Mecanismo Covax.
"La EMA (Agencia Europea de Medicamentos) ha evaluado exhaustivamente los datos sobre la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna de Moderna contra la COVID-19 y ha autorizado su uso (en inglés) en toda la Unión Europea.
"El SAGE (Scientific Advisory Group of Experts de la OMS) recomienda que se observe a todas las personas vacunadas durante al menos 15 minutos tras la inoculación. Quienes experimenten una reacción alérgica fuerte inmediatamente después de la primera dosis no deberían recibir más dosis.
"La evaluación de la seguridad a largo plazo conlleva el seguimiento continuo de los participantes en los ensayos clínicos, además de la realización de estudios específicos y la vigilancia permanente de los efectos secundarios o los eventos adversos de las personas vacunadas en el despliegue de la vacuna.
"El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, un grupo de expertos que ofrece a la OMS orientaciones independientes y autorizadas sobre el uso seguro de las vacunas, recibe y evalúa los informes sobre eventos de seguridad sospechosos que pueden tener consecuencias internacionales.
"Se ha demostrado que la vacuna de Moderna tiene una eficacia de aproximadamente el 94,1% en la protección contra la COVID-19, desde 14 días después de la primera dosis".
Otros efectos
Este 28 de diciembre, el diario ABC Andalucía, de España, publicó un artículo sobre sobre casos de miocarditis y pericarditis como efectos secundarios de las vacunas anticovid de Pfizer y Moderna:
"Dos grandes estudios farmacoepidemiológicos realizados en la Unión Europea, según el 11º Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas Covid-19 publicado recientemente, confirman el riesgo de miocarditis y pericarditis ya conocido para las vacunas de ARN mensajero, como son la Comirnaty (Pfizer) y Spikevax (Moderna).
"Estas afecciones son inflamaciones del corazón que pueden presentar síntomas muy diversos, aunque los más frecuentes son dificultad para respirar, palpitaciones que pueden acompañarse de ritmo cardiaco irregular y dolor en el pecho. Las infecciones víricas, incluyendo la infección con el virus que causa la covid-19, son sus causas habituales.
"De acuerdo a los datos revisados, el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo (PRAC, por sus siglas en inglés) ha concluido que el riesgo global de sufrir estas dos posibles reacciones adversas es muy raro, lo que significa una frecuencia de aparición de, como máximo, una de cada 10.000 personas vacunadas.
"Los datos muestran que el aumento de riesgo de miocarditis tras la vacunación es mayor en hombres jóvenes. Tanto la miocarditis como la pericarditis aparecen pocos días después de la vacunación, principalmente en los primeros 14 días, y se observan con mayor frecuencia tras la segunda dosis".
(Ecolecuá apoya la vacunación contra el covid-19 y publica este caso por considerarlo de interés público. Este medio tiene las pruebas documentales que confirman el diagnóstico que señala el médico Sergio David Rico y se abstiene de publicarlas por ser de reserva médica).
Foto: Suministrada