Visitas: 75Lunes 27 de Diciembre de 2021

Metrolínea está a punto de quedarse con un solo operador en el área metropolitana de Bucaramanga.

Este martes 28 de diciembre sería declarada la terminación del contrato de Movilizamos como operador de Metrolínea.
Y no se trata de una inocentada. Es el resultado de un proceso sancionatorio por incumplimiento del Contrato de Concesión Nº 2 del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) en el área metropolitana de Bucaramanga.
El Ente Gestor informó que el trámite inició el 9 de julio pasado "y está próximo a definirse".
Recordó que veinte días después, Movilizamos dejó de circular y ofrecer su servicio debido a que no allegó la garantía única de cumplimiento para amparar dicho contrato. Ante este hecho, el Ente Gestor adoptó la decisión, sustentada en el mismo contrato, de suspender la operación del concesionario.
Este operador está conformado por las empresas Flotax, Metropolitana de Servicios, Cootragas, Trans Piedecuesta, Trasnportes San Juan, Lusitania, Oriental de Transportes y Villa de San Carlos.

El proceso
En un comunicado, Metrolínea S.A. explicó cómo se ha seguido el proceso de terminación del contrato que concluiría este martes:
"Con el ánimo de dar maniobra financiera a los concesionarios del SITM Metrolínea para que cumplan con compromisos como las garantías únicas de cumplimiento, el pasado 7 de abril se suscribió un documento (otrosí) entre Metrolínea y el concesionario Movilizamos S.A. En él se permite amparar la ejecución del contrato de manera proporcional al riesgo por lo que queda de la concesión (hasta 2025). Pese a ello, a la fecha el concesionario no ha conseguido el amparo.
"Metrolínea S.A., como Ente Gestor del SITM Metrolínea, solicitó en reiteradas ocasiones al Concesionario Movilizamos S.A. que allegara la garantía única de cumplimiento. Al no hacerlo se aplicó una sanción inicial tal y como está estipulado en el contrato. También se le notificó sobre el inicio del proceso sancionatorio por incumplimiento que podría derivar en la caducidad y terminación del mismo.
"A la fecha se han realizado varias etapas de la audiencia para determinar la sanción por el incumplimiento del contrato, durante las cuales se ha garantizado el debido proceso. En cada etapa el Ente Gestor llamó a descargos al Concesionario Movilizamos S.A.; solicitó pruebas; y se dio traslado del material probatorio a las partes involucradas. Para el próximo 28 de diciembre quedó pactada la etapa final del proceso.
"El 7 de diciembre el concesionario Movilizamos S.A. allegó a Metrolínea S.A. una fianza con la que pretendía reemplazar la garantía única de cumplimiento del contrato. De acuerdo con lo revisado por Metrolínea S.A. el documento no es válido debido a que el contrato de concesión exige una garantía única de cumplimiento o garantía bancaria. La empresa que emitió dicha fianza es Universal de Finanzas SAS, que no es una aseguradora ni un banco tal y como lo exige el contrato.
"Adicional a ello el capital social de Universal de Fianzas SAS no es suficiente para amparar la cláusula penal, y el valor de la fianza con el que se busca cubrir el contrato está en pesos colombianos y no en dólares como lo exige el contrato.
"El concesionario Movilizamos S.A. ha solicitado el pago de $9.574 millones por concepto de catorcenas atrasadas desde el año 2019 y vigencias anteriores, situación que ha ocurrido porque los ingresos del Sistema Metrolínea no han sido suficientes para cubrir los costos operacionales, cuyo riesgo de demanda está a cargo del Concesionario.
"A la fecha el concesionario Movilizamos S.A. adeuda a Metrolínea S.A. cerca de $2.677 millones por concepto de índices de desempeño y multas, debido a faltas o afectación al servicio que cometió durante el desarrollo de la operación.
"Los perjuicios ocasionados al sistema Metrolínea desde 29 de junio a la fecha por la no prestación del servicio y afectación a los usuarios por cuenta de la suspensión del concesionario Movilizamos S.A., superan el valor de la cláusula penal establecida en el contrato por incumplimiento, 1 millón 100 mil dólares (4.399 millones de pesos).
"El concesionario Movilizamos S.A. tiene unas cuotas pendientes por pagar a los bancos que financiaron la flota, que corresponden al periodo que no ha prestado el servicio (junio a diciembre) cuyo valor supera los $1.800 millones. Esta situación lo dejaría sin maniobra financiera ante un eventual retorno a la operación debido a que los bancos mantienen embargos sobre el concesionario.
"Metrolínea S.A. en cumplimiento de sus obligaciones legales y contractuales avanza en el proceso sancionatorio por el incumplimiento del Contrato de Concesión Número 2, apegado a lo pactado en los contratos y garantizando el debido proceso a las partes".

Solicitó reorganización
Movilizamos solicitó a la Superintendencia de Sociedades dar inicio al trámite de Negociación de Emergencia de un Acuerdo de Reorganización que fue avalado el 3 de noviembre pasado por Johann Alfredo Manrique García en calidad de intendente regional de Bucaramanga.
El otro operador del SITM en el área metropolitana es Metro 5 Plus.
Foto: Suministrada