Visitas: 72Domingo 20 de Octubre de 2019

Procuraduría sancionó al actual y al anterior alcalde de Cabrera por no acatar una sentencia judicial.

Con suspensión de tres meses fueron afectados el actual mandatario de este Municipio de Santander, Carlos Alberto Bautista Useda, y su antecesor Néstor Álvarez Mantilla.

Según el fallo de segunda instancia de la Procuraduría Regional, ambos funcionarios no acataron una sentencia del Tribunal Administrativo de Santander que ordenaba pagar los sueldos y prestaciones devengados por una docente que fue separada del servicio entre marzo de 1994 y abril de 1998.

El ente de control demostró que, a pesar de las reiteradas solicitudes efectuadas por el apoderado y la quejosa, ambos alcaldes omitieron apropiar dentro del presupuesto los dineros correspondientes.

Según el Ministerio Público, Bautista Useda y Álvarez Mantilla vulneraron el literal d) del artículo 91 de la Ley 136 de 1996, que señala que, además de las funciones constitucionales y legales, los alcaldes ordenarán los gastos, y celebrarán los contratos y convenios municipales de acuerdo con el plan de desarrollo económico, social y con el presupuesto.

A juicio de la Procuraduría, se deberían haber hecho las apropiaciones necesarias y suficientes, conforme lo establecen las normas presupuestales, para atender lo ordenado mediante decisión judicial, teniendo en cuenta que es deber del Estado responder por los daños antijurídicos que le sean imputables (artículo 90 de la Constitución Política).

La conducta de los entonces mandatarios fue calificada por la Procuraduría Regional de Santander como grave, cometida a título de culpa grave, por inobservancia del cuidado necesario que cualquier persona del común le imprime a sus actuaciones.

Para el Ministerio Público Bautista Useda y Álvarez Mantilla desconocieron, entre otros, los principios de eficacia e imparcialidad que rigen la administración pública.

Fotos: Suministradas / Ecolecuá