Visitas: 59Martes 01 de Octubre de 2019

A 8 muertos y 4 heridos se elevó el número de víctimas en dos accidentes ocurridos en la provincia de Soto Norte, en Santander.

El primero ocurrió este domingo, hacia las 5:00 de la tarde, en la vereda San Isidro, del corregimiento de Turbay, en el municipio de Suratá.

Un campero de la campaña de la candidata a la Alcaldía de esta población, Ana Francisca Coronado Gómez, quien no iba en el vehículo, se salió de la vía y rodó por un abismo.

En el percance murieron el conductor Jesús Andelfo González Delgado, de 51 años; Ruby Báez Carrillo, de 42 años; y una menor de 12 años.

Quedaron heridos Leidy Arias, de 29 años, y una menor de 14 años, quienes fueron trasladados a Bucaramanga al Hospital Universitario de Santander (HUS).

“El campero sufrió volcamiento y rodó por un precipicio de aproximadamente 200 metros. En el momento se están investigando los motivos de este accidente, con todas las autoridades de Tránsito de la jurisdicción del municipio de Suratá”, informó el comandante del Departamento de Policía Santander, coronel Carlos Julio Cabrera.

Jesús Andelfo vivía en el casco urbano de Suratá y Ruby y la menor, en el corregimiento de Turbay.

El trágico accidente de Vetas

En la vía Vetas - California, una camioneta rodó hacia un abismo de unos 200 metros hacia las 3:30 de la tarde de este lunes dejando 5 muertos y 2 heridos.

El siniestro sucedió en la vereda Móngora, del municipio de Vetas.

Los dos heridos son Fabián Moreno Villamizar y Carlos Augusto Jerez Gamboa, quienes fueron trasladados al hospital de este municipio y fueron remitidos a Bucaramanga a los hospitales universitarios de Santander (HUS) y Los Comuneros.

Ecolecuá conoció que los fallecidos son Sergio Andrés González Guerrero, de 24 años; Erwin Yesid Pulido Rosas, de 30 años; José David García Arias, de 53 años; Moisés Mora Solano, de 45 años; y Jheison Fabián Gutiérrez García de 27 años de edad.

Sus cuerpos fueron trasladados a Matanza para la práctica de la necropsia. De no hacerse allí, serían enviados a la sede del Instituto Nacional de Medicina Legal, en Bucaramanga.

Foto: Suministrada / Ecolecuá