Visitas: 184Martes 27 de Agosto de 2019

La quebrada Suratoque está convertida en la cloaca del municipio de Floridablanca.

Habitantes de los asentamientos humanos El Páramo, Helechales, Asomiflor, Transuratoque y Villa Esperanza y de los barrios Lagos II y Lagos III vierten toda clase de residuos sólidos y líquidos a su cauce.

El 1 de septiembre del año pasado fueron retiradas de esa corriente 17,5 toneladas de de desechos y escombros durante la campaña de limpieza #MeUno, organizada por Bavaria, a la que se sumaron autoridades ambientales, la Alcaldía y ambientalistas.

Y cuando se creía que los vecinos de la quebrada Suratoque iban a tomar conciencia del cuidado que debían tener con esta fuente hídrica, una visita de la Subdirección Ambiental del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) acaba de encontrar "altos niveles de contaminación y foco de olores ofensivos".

Atendía así derechos de petición interpuestos por los ciudadanos Blanca Azucena Barrios y Orlando Martínez Galvis ante la Secretaría de Salud de Floridablanca.

Según el AMB, "se evidenciaron vertimientos directos de aguas residuales a la quebrada Suratoque" con mangueras y tuberías de PVC que son conectadas desde las viviendas de los asentamientos humanos, en la parte alta de dicha cuenca.

Es decir, que no están conectados con el alcantarillado del casco urbano que tiene como emisario final la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Riofrío, que administra Empas.

Aguas abajo, en los barrios Lagos II y Lagos III empeora la tragedia ambiental porque presenta "acumulación de todo tipo de desechos, inservibles y escombros".

Esta corriente es afluente del río Frío, uno de los más contaminados en el área metropolitana de Bucaramanga porque recibe las descargas directas del alcantarillado de la capital santandereana.

El Área Metropolitana de Bucaramanga anunció que enviará el resultado de esta evaluación, seguimiento y control ambiental al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Floridablanca y a la Secretaría de Salud de este Municipio.

No se anunciaron sanciones a los infractores ni los hubo tras la jornada de limpieza del 1 de septiembre de 2018.

Fotos: Área Metropolitana de Bucaramanga / Ecolecuá