Visitas: 79Lunes 03 de Junio de 2019

Alcalde de San Gil, Ariel Rojas, no retiró Proyecto de Acuerdo con el que busca privatizar por 20 años el alumbrado y otros servicios públicos.

La secretaria del Concejo, Daisy Díaz Rueda, confirmó a Ecolecuá que no ha llegado ningún documento de la Administración Municipal para dejar sin efecto la iniciativa.

En la mañana del pasado jueves, Rojas Rodríguez envió un mensaje vía whatsapp a Ecolecuá diciendo que "acordamos con el Presidente del Concejo retirar por ahora el proyecto para dar a conocer cifras reales y no las que se publican, no sólo del alumbrado, operación, inversión y mantenimiento, sino además la realidad (crisis) EPM" (sic.).

El presidente del Concejo, José Gregorio Ortiz Pérez, confirmó a este medio que esa conversación que sostuvo con el Mandatario Local es cierta y ocurrió en la noche del miércoles.

Agregó el Alcalde en el chat con Ecolecuá que "lo que sí está decidido es bajar la tarifa del 18% hasta un 12% aproximadamente".

En consecuencia, el trámite del polémico Proyecto de Acuerdo continúa y el viernes último el Concejo programó una "socialización" con la presencia de la Electrificadora de Santander paa que informar sobre la operación del alumbrado público en la capital guanentina. 

“Tenemos plazo hasta el 10 de junio próximo para darle segundo debate”, sostuvo el Presidente del Cabildo.

La ESSA hizo antes, a las 9:00 a.m., una rueda de prensa con los medios de comunicación de San Gil, sobre "la gestión realizada para iluminar los espacios públicos de San Gil (...)".

El Proyecto de Acuerdo ya recibió aprobación unánime en primer debate el pasado martes 28 de mayo en comisiones conjuntas de Presupuesto y Jurídica por parte de los concejales Carlos Eduardo Burgos, Hebert Alexis Tibaduiza, Edisson Augusto Bayona, Nilson Neira Triana, José Julián Vargas, Juan Carlos Sánchez (ponente), Alexander Díaz López y Norberto Acevedo Martínez.

Con esta iniciativa, se crearía una empresa de economía mixta con una vigencia de 20 años en la que el Municipio tendría una participación del 51% y el privado, el 49% abierta a la posibilidad de administrar todos los servicios y fondos públicos municipales, es decir: acueducto, alcantarillado, aseo, alumbrado público y los recursos de seguridad y convivencia ciudadana, entre otros.

Si actualmente las utilidades del alumbrado público son de $171 millones 890 mil, al mes, según la última facturación de abril de 2019, durante los 240 meses de vida de esta empresa se recaudarían de excedentes $41.253 millones que ya no serían para el erario municipal.

Al aplicarse el 49% de participación del inversionista privado, ese particular se quedaría con $20.214 millones durante los 20 años, a precios de hoy.

Foto: Archivo / Ecolecuá