Visitas: 71Martes 12 de Marzo de 2019

La mitad de los municipios de Santander están sin servicio de bomberos para atender incendios y rescates.

En 22 municipios no existen estos organismos y en otros 21 entes territoriales no han sido firmados aún los convenios respectivos por parte de los alcaldes.

Entre ellos se encuentran Barrancabermeja, que tiene un riesgo potencial permanente por encontrarse allí la refinería de Ecopetrol.

Las cifras las reveló en las últimas horas el comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Oiba, Orlando Murillo, quien recordó que "la atención de incendios es un servicio público a cargo del estado según la Ley 1572 de 2012".

En efecto, el artículo segundo establece que "la gestión integral del riesgo contra incendio, los preparativos y atención de rescates en todas sus modalidades y la atención de incidentes con materiales peligrosos, estarán a cargo de las instituciones Bomberiles y para todos sus efectos, constituyen un servicio público esencial a cargo del Estado".

Agrega la norma que "es deber del Estado asegurar su prestación eficiente a todos los habitantes del territorio nacional, en forma directa a través de Cuerpos de Bomberos Oficiales, Voluntarios y aeronáuticos".

En Santander existe un solo cuerpo de bomberos oficial, el de Bucaramanga, y los demás son voluntarios.

Entre los municipios que no cuentan con este servicio propio están Girón y Santa Helena del Opón, que el año pasado debió disolverse por falta de apoyo de la Alcaldía.

Los municipios cuyos mandatarios locales no han renovado del convenio con los cuerpos voluntarios de bomberos son: Barrancabermeja, Carcasí, Charalá, Concepción, Contratación, Curití, El Playón, Enciso, Guadalupe, Guapotá, La Belleza, Matanza, Molagavita, Ocamonte, Palmar, Pinchote, Puerto Wilches, Suaita, Suratá, Tona y Vélez.

Y mientras en estos entes territoriales la atención de incendios, rescates e incidentes con materiales peligrosos están en el limbo, en Bucaramanga el alcalde Rodolfo Hernández descalificó a sus bomberos diciendo que son "barrigones que duermen todo el día y con los ronquidos despiertan hasta los muertos".

La afirmación la hizo por la supuesta negativa del personal bomberil para desmontar unas vallas.

Esta declaración fue rechazada por el teniente Alexander Duarte quien le recordó al Ejecutivo Local que esa no es función del Cuerpo Oficial de Bomberos.

Foto: Archivo / Ecolecuá