Visitas: 145Martes 05 de Marzo de 2019

En abril empezará a aplicarse los pliegos tipo para la contratación de obras de infraestructura de transporte en Colombia.

El presidente Iván Duque la convirtió en norma obligatoria al firmar ayer el decreto que la acoge.

Esta era una de las propuestas contenidas en la fallida consulta popular anticorrupción y tampoco prosperó en el proyecto de ley que presentó el Primer Mandatario al Congreso de la República.

En la Alcaldía de Bucaramanga ya se aplican los pliegos tipo para todo tipo de contratación y así el promedio de oferentes pasó de 1,4 en 2015 a 40 en 2018.

Durante el acto de firma, el Mandatario Nacional indicó que el objetivo de los pliegos tipo es “mejorar la transparencia en la contratación, hacer más ejecutiva y ágil la contratación y, sobre todo, es el fin de los pliegos ‘sastre’ en el sector de infraestructura y del transporte”.

Como pliegos ‘sastre’ se entienden aquellos en los que se arman las condiciones de un proceso licitatorio a la medida de un contratista, para irse rotando la contratación en muchos lugares del país, que afectaba así a la pequeña y mediana ingeniería nacional, destacó Duque.

Con los contratos tipo se hacen “lineamientos homogéneos en materia de contratación” y hacen que los procesos sean más acelerados.

La vicepresidente Marta Lucía Ramírez dijo que el Decreto firmado por el Presidente permitirá que la “ingeniería colombiana se fortalezca”.

La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, aseguró que ahora habrá mayor claridad sobre las expectativas y claridad sobre cómo deben presentar sus propuestas y que las propuestas sean comparables.

Anunció que el decreto entrará en vigencia en abril y “lo que viene es una fase muy importante de socialización y capacitación en todas las regiones”, que se hará de la mano de la Cámara Colombiana de Infraestructura y de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

El presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, celebró la expedición del acto administrativo que, según dijo, “parte en dos la historia de la contratación”, porque “no es desconocido el hecho de que, en algunos departamentos del país, la contratación pública estaba cooptada por unas mafias”.

Así mismo, manifestó que, según un estudio, “más del 80 por ciento de los contratos en los municipios conducen a únicos oferentes”.

El presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Argelino Durán Ariza, reconoció que “para tener un contrato con una entidad regional, (el proponente) tenía que comprometerse a aportar una parte de ese contrato a los funcionarios de la entidad o a cualquier tercero; eso ya era un esquema tan generalizado que se volvió un tema de extorsión”.

Foto: Presidencia de la República / Ecolecuá