Visitas: 213Martes 22 de Enero de 2019

Ningún municipio del área metropolitana de Bucaramanga pueden llevar las basuras a San Gil.

La empresa Sespa o Epsacol, que opera el relleno sanitario privado de la vereda El Cucharo, está impedida legalmente para hacerlo, advirtió el alcalde de la capital guanentina, Ariel Rojas Rodríguez.

Esa ESP adelantaba negociaciones con Piedecuestana de Servicios para recibir entre 80 y 90 toneladas diarias a partir del 30 de enero y este martes se concretaría el convenio o contrato.

Sin embargo, el Alcalde de San Gil aclaró que la Resolución 01261 del 12 de diciembre de 2006 de la Corporación Autónoma Regional de Santander - CAS solo permite hacer allí la "disposición de residuos sólidos de san Gil y los demás municipios de la jurisdicción" de esta autoridad ambiental.

Piedecuesta forma parte de los 13 municipios del territorio de la Cdmb Corporación junto con Bucaramanga, Floridablanca, Girón, California, Charta, El Playón, Lebrija, Matanza, Rionegro, Suratá, Tona y Vetas.

El otro relleno sanitario en la capital guanentina es el de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de San Gil (Acuasan) cuya Junta Directiva preside Rojas Rodríguez.

El Ejecutivo Municipal aclaró que este sitio de disposición final no recibirá residuos sólidos del área metropolitana de Bucaramanga ni de ningún otro municipio más.

Al respecto dijo que "Acuasan no ha hecho ningún acuerdo ni ha tenido conversación alguna con este u otros municipios del área metropolitana de Bucaramanga".

En las últimas horas, Rojas Rodríguez tuvo una conversación telefónica con su homólogo de Piedecuesta, Danny Ramírez, a quien le advirtió que "no permitiré que llegue una sola bolsa de basura de cualquier municipio del área metropolitana".

"Invito a la comunidad que rechacemos al unísono esta situación que pone en riesgo y puede generar una emergencia sanitaria en el municipio de San Gil. No estamos de acuerdo. No podemos permitir que lleguen más residuos a este municipio", concluyó el alcalde Rojas Rodríguez.

Una decisión judicial ordenó el cierre definitivo del relleno sanitario El Carrasco, de Bucaramanga, a partir del 30 de enero próximo.

Ese sitio de disposición final recibe los residuos sólidos de los cuatro municipios del área metropolitana y de 13 más de Santander.

Fotomontaje: Ecolecuá