Visitas: 214Miercoles 26 de Septiembre de 2018

A la cárcel mayor del Ejército y cabo de la Policía por auspiciar masacre en Barrancabermeja cometida por las Auc.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos impuso las medidas de aseguramiento en centro carcelario.

Las decisiones las tomó contra el mayor en retiro del Ejército, Édgar Román Herrera Fetecua y el entonces cabo de la Policía Nacional, Nilson Durán Durán.

En uno de los casos priorizados en esta línea de investigación fue resuelta la situación jurídica de dos exintegrantes de la fuerza pública que tendrían algún nivel de participación en la masacre del balneario La Represa, ocurrida el 28 de febrero de 1999, en el barrio Provivienda de Barrancabermeja (Santander).

Según el ente acusador, el asesinato de ocho personas y la desaparición de dos más fue perpetrada el 28 de febrero de 1999 por el Frente Fidel Castaño de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) en el balneario La Represa, del barrio Provivienda, del Puerto Petrolero.

Según el material probatorio recopilado, varias declaraciones recibidas y el reconocimiento en álbum fotográfico, entre otras evidencias, Herrera Fetecua tuvo conocimiento de las actividades criminales de ese grupo paramilitar y las habría auspiciado facilitándoles armas, uniformes y otros elementos de intendencia cuando pertenecía al Batallón 45 Héroes de Majagual.

Este mayor retirado del Ejército fue capturado en Chiquinquirá donde se desempeñaba como subdirector de la cárcel municipal y deberá permanecer en el centro carcelario que disponga la autoridad militar como presunto coautor de concierto para delinquir agravado.

En el caso de Durán Durán, las pruebas de la Fiscalían lo señalan de ser la persona que habría indicado la fecha en la que debía realizarse la masacre "porque tenía conocimiento que ese día descansaban varios policías adscritos a Barrancabermeja".

Es procesado como presunto coautor de desaparición forzada, homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.

Las investigaciones por la masacre del balneario La Represa se siguen dentro de los parámetros de la Ley 600 de 2000, es decir, el anterior Sistema Penal Acusatorio.

Foto: Tomada de Barrancabermeja Virtual