Visitas: 269Miercoles 19 de Septiembre de 2018

¿No hay grupos armados ilegales en Santander?

La aparición de unos grafitis alusivos al Eln en el corregimiento de Barrio Nuevo, del municipio de El Playón, abre de nuevo este debate.

Mientras el secretario del Interior del Departamento, Manuel Sorzano Romero aseguró que en Santander no hay guerrilla ni paramilitares, al menos seis acciones violentas y el desplazamiento forzado de varias familias ocurridos en los últimos 18 meses confirmarían lo contrario.

El funcionario aseguró que lo ocurrido en El Playón se trata de un hecho de vandalismo que habría sido cometido por dos jóvenes "que ya están identificados", según dijo.

Los grafitis aluden al Frente Catatumbo del Eln y a la memoria del cura guerrilero Camilo Torres.

El alcalde Luis Ambrosio Alarcón informó que el hecho motivó un consejo de seguridad con la participación del Ejército y de la Policía y que este miércoles se entregarían los resultados de las investigaciones a la comunidad.

En el pasado, el Eln tuvo incursiones armadas en El Playón, la más violenta en 1995 cuando asesinó a 6 policías y dejó heridos a 5 más en una emboscada con explosivos en el sitio Trincheras, a 10 kilómetros del casco urbano.

Hace dos años, el Ejército informó de la captura que hizo de alias “Uriel” en Floridablanca, conjuntamente con la Policía y la Fiscalía, a quien señaló de planear la reactivación del frente Manuel Gustavo Chacón y de influir en los municipios de Rionegro, El Playón, Suratá y Sabana de Torres.

Si bien el Secretario del Interior de Santander insiste que en este departamento no hay grupos armados, el 24 de enero pasado unos tiros al aire y unos panfletos atemorizaron a los habitantes de la cabecera municipal de Concepción, que en la madrugada del 19 de marzo de 2017 fueron testigos del ataque el Eln a la estación de Policía.

En mayo pasado, habitantes de Rionegro denunciaron que el conflicto armado del Catatumbo estaba llegando al corregimiento de Cuesta Rica donde varias personas han sido desplazadas, incluyendo una servidora pública y su familia. Allí una persona fue asesinada de cinco impactos de arma de fuego en la cara el 7 de ese mes.

Entre tanto, en los últimos cinco meses han ocurrido tres secuestros en Santander.

El 11 de abril pasado, fue secuestrado en sector rural de Puerto Wilches el ganadero Juan Salazar, de 76 años, quien fue liberado el 2 de agosto en una vereda del municipio de Morales, sur de Bolívar.

El 21 de julio pasado, hombres armados que serían del Eln secuestraron al comerciante Marco Tulio Cáceres en la vía Curos – Málaga, quien fue rescatado horas después en una acción conjunta del Ejército y la Policía.

Y el 29 de ese mismo mes fue plagiado en sector rural de Puente Nacional el comerciante Guillermo Guerrero, de 59 años, quien fue liberado por los captores el 5 de agosto pasado entre los municipios de Bolívar y Sucre.

Foto: Caracol Radio