Visitas: 551Miercoles 12 de Septiembre de 2018

Un tesoro escondido en las montañas de Santander amenazado por la agricultura y la ganadería ha sido recuperado.

Son 4.900 hectáreas que fueron restauradas con especies vegetales nativas en un área del Parque Nacional Natural Serranía de los Yariguíes.

Se trató de un proyecto conjunto adelantado por Parques Nacionales, el Fondo Patrimonio Natural e Isagen.

La acción se ejecutó en jurisdicción de los municipios de El Carmen de Chucurí y San Vicente de Chucurí fueron sembradas 267.865 plantas de 112 especies nativas en 964,6 hectáreas.

Para la identificación de las especies, se aprovechó el conocimiento tradicional de las comunidades, indicó la bióloga Angélica Cogollo.

También fueron instalados 12.017 metros de aislamientos de cercados perimetrales con una estrategia de prevención, vigilancia y control.

Y en otras 3.272 hectáreas de bosques sucesionales se desarrolló restauración pasiva de bosques sucesionales afectados por tala selectiva, cacería, leñateo y ganadería.

Fue necesario adelantar acciones de educación ambiental y monitoreo a la regeneración natural.

En esa zona, los ríos Sogamoso, Suárez y Opón, regulan la oferta hídrica para el consumo humano y la producción agropecuaria.

Además, aportan al caudal promedio efectivo del Central Hidroeléctrica del Río Sogamoso y son vitales para el mantenimiento de los humedales del Magdalena Medio.

"Estos bosques guardan el tesoro que en tiempos de cambio climático, representa el suministro de agua para la región", informó Parques Nacionales.

El biólogo profesional encargado de la restauraciónn ecológica en el PNN Yariguíes, Irwin Duarte, destacó que en la siembra de las casi 300.000 plantas de alrededor de 100 especies, se incluyeron maderas finas, especies que dan estructura a los bosques, alimento a la fauna y que son capaces de poner a raya las pasturas exóticas.

Este ecosistema estratégico tiene 59.063 hectáreas con pisos térmicos que van desde 700 hasta 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Allí se ha confirmado la presencia de 501 especies de aves, de las cuales 15 son endémicas, 14 se encuentran en alguna categoría de amenaza de la UICN y 5 más se encuentran casi amenazadas, además de que arriban cerca de 33 especies migratorias.

En el Parque Nacional Natural Yariguíes se han encontrado 538 especies de plantas y 82 especies de mamíferos como murciélagos, primates, osos andinos, nutrias de río, guaguas, zainos y venados.

Se ha reportado la presencia de 23 especies de peces, 253 especies de mariposas diurnas, 45 especies de escarabajos coprófagos y 21 especies de libélulas y caballitos del diablo.

Fotos: Parques Nacionales / Ecolecuá