Visitas: 205Sabado 10 de Febrero de 2018

Instalado puesto de control migratorio en Berlín, Tona, para regular ingreso de venezolanos.

En primeros 10 minutos de instalado, fueron regresados a su país siete indocumentados.

Así lo informó la Gobernación de Santander al precisar que en ese lapso fue verificado el estatus de 60 personas del vecino país.

La instalación del puesto estaba prevista para las 9:00 de la mañana y cuenta con la participación de Migración Colombia, la Policía Nacional, la Alcaldía y la Personería de Tona y la Administración Departamental con la Secretaría del Interior, la Coordinación de Paz y Derechos Humanos.

Se esperaba que también estuviera el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), debido a la presencia de menores de edad en estos desplazamientos de venezolanos, pero no aparece en el listado de las entidades participantes.

Este control busca "regular el ingreso y garantizar atención humanitaria de ciudadanos venezolanos, así como facilitar información migratoria", informó la Gobernación.

El secretario del Interior de Santander, Manuel Sorzano, había anunciado que a partir de este sábado en Berlín se iba a permitir el ingreso solo de los venezolanos que portaran pasaporte sellado, visa, Permiso Especial de Permanencia (PEP) o Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF).

Este control forma parte del paquete de medidas anunciadas por el presidente Juan Manuel Santos el jueves último en su visita a Cúcuta, que incluye la suspensión de los registros para expedir la TMF y la caracterización de los inmigrantes en Colombia.

En este último caso, los venezolanos tendrán solo dos meses de plazo para que acudan a las defensorías del pueblo y personerías para que les sean expedidas una certificación que les permita acceder a salud y educación gratuita.

Otra de las decisiones del Gobierno Nacional fue la puesta en funcionamiento del Grupo Especial Migratorio para garantizar el respeto al espacio público, prevenir alteraciones del orden público, controlar la prostitución, proteger a los menores de edad, sancionar la inmigración ilegal y ayudar a controlar el contrabando.

El 29 de enero pasado, Migración Colombia y la Policía Nacional hicieron el primer retorno humanitario de 30 venezolanos hacia la frontera desde Bucaramanga, quienes fueron trasladados en un bus costeado por las autoridades migratorias.

Fotos: Gobernación de Santander / Ecolecuá